En Elche se desarrolló un tipo de agricultura durante el s.X que, con muy escasos recursos de agua  y manejando sinergias entre especies y cultivos, conseguía rendimientos intensivos y sostenibles. Además, el paisaje resultante tiene una magia y una belleza que espero haber captado con la maquinilla de mi móvil.Elche. Huertos restaurados de San Plácido

Acequia principal. Distribuidor-partidor

Partidor principal que aún se conserva en la ciudad de Elche

Acequia principal. Distribuidor-partidor

Acequia principal. Distribuidor-partidor. Parece que una de las acequias principales que abastecían a la ciudad y a los cultivos aún funciona.

El agua era captada desde el río Vinalopó cuyo régimen es escaso e irregular. Las pluviometrías rondan los 300 mm al año y las aguas del río y de los acuíferos son salobres. Con este panorama florecieron auténticos oasis famosos en su época  y muy productivos. Ahora todo esto ha desaparecido por la contaminación del río y debido a la llegada del trasvase Tajo- Segura.

Elche. Huertos restaurados de San Plácido

La palmera datilera era la especie clave para crear un microclima de sombra y humedad. Esto atemperaba las condiciones de sequedad y sol y permitía la implantación de muchas otras especies. De ella se aprovechaba todo: sombra, retención del terreno, dátiles, madera, hojas…

Se llaman huertos en esta zona todas estas fincas agrícolas de regadío con frutales y otros cultivos y huertas a las propiamente de hortalizas.

Elche. Plano de los Huertos de San Plácido

Planito a las puertas de los huertos tradicionales de San Plácido, restaurados por el Ayuntamiento

El ambiente recreado en los Huertos de San Plácido es muy semejante a los huertos originales pero el agua que circula por las acequias forma un circuito cerrado y no proviene del Vinalopó, porque está totalmente contaminado.

Elche. Huertos restaurados de San Plácido

Las palmeras formaban una cuadrícula y la estructura principal y, a su sombra, se disponían los demás cultivos según estratos.

Elche. Huertos restaurados de San Plácido

Elche. Huertos restaurados de San Plácido

Huertos restaurados de San Plácido. La acequia está impermeabilizada y no riega las filas de palmeras que están plantadas en sus márgenes, como en los huertos originales. ¡Qué poco elegantes parecen siempre los sistemas nuevos por comparación!

Elche. Huertos restaurados de San Plácido

Huertos restaurados de San Plácido

Elche. Huertos restaurados de San Plácido

Huertos restaurados de San Plácido

Elche. Huertos restaurados de San Plácido

Detalle de repartidor y plantación de frutales sombreada por las palmeras

Elche. Huertos restaurados de San Plácido

Los caminos de los huertos resultaban sombreados por dos hileras de palmeras

Elche. Huertos restaurados de San Plácido

Elche. Huertos restaurados de San Plácido

Elche. Huertos restaurados de San Plácido

Las acequias secundarias no están cementadas y sí sirven para regar

Elche. Huertos restaurados de San Plácido

Elche. Huertos restaurados de San Plácido

Elche. Huertos restaurados de San Plácido

No tengo información fiable pero me gusta imaginarme estos vergeles con plantaciones entre los frutales: hortalizas y todo tipo de plantas. Aquí vemos una simple cubierta tapizante en el suelo entre ellos.

Elche. Huertos restaurados de San Plácido

Saliendo de los huertos restaurados quedan en Elche zonas de palmeral disperso donde vemos aún la antigua estructura de palmeras en cuadrículas y acequias inservibles. Algunas parecen abandonadas no hace mucho. En estos palmerales pueden verse escasos restos de algunas  construcciones tradicionales típicas.

Elche. Camino de los huertos

Elche. Camino de los huertos

Elche. Huertos restaurados de San Plácido

Maqueta de la vivienda tradicional típica del palmeral.

Elche. Huerto abandonado

Elche. Huerto abandonado

Estos huertos abandonados no parecen regarse de ninguna forma y muchos están aprovechados como viveros de nuevas palmeras, tanto en el interior de los cuadros como entre las filas principales. Las palmeras se reproducen fácilmente a partir de los hijuelos que aparecen en su base.

Elche. Huerto abandonado

Las palmeras se reproducen fácilmente a partir de los hijuelos que aparecen en su base.

Elche. Huerto abandonado

Es bastante triste el aspecto de estos cuadriláteros de secano

Elche. Huerto abandonado

Viverillos de palmeras de secano

Elche. Huerto abandonado

¡Qué preciosidad!

Elche. Huerto abandonado

Vieja boca de riego abandonada

Elche. Huerto abandonado

 

Elche. Huerto abandonado

Elche. Huerto abandonado

Elche. Huerto abandonado

Elche. Huerto abandonado

En la actualidad el río está muy contaminado y aunque una de las acequias perece que aún lleva algo de agua a las fincas del sur de Elche, el suministro de agua proviene del trasvase Tajo-Segura. Es cara y se distribuye mediante goteros o microaspersores.

Palmeras sobre césped

Las palmeras de la ciudad se riegan con goteros o microaspersores, a veces al tiempo que el césped. No creo que esto sea lo más adecuado para ellas.

Palmeras sobre césped

Elche. Huerto abandonado

Vivero de otras palmáceas

Elche. Monocultivo de espinacas

Campos de agricultura intensiva regados con agua del trasvase mediante microaspersores

El agua se aprovecha y se cuida porque es cara y escasa. El sistema de riego obligado es por ello el goteo. Sin embargo podemos extraer algunas lecciones de la antigua forma de asociar cultivos y estratos de vegetación para que unos se apoyen a otros.

Está comprobado que el riego con agua entubada es menos eficaz que el realizado con agua que discurre aireada. El gotero localiza el agua y no permite el desarrollo completo de las raíces de las leñosas ni de las cubiertas vegetales asociadas. Es un riego “teledirigido” a la planta que queremos cultivar. Desde un punto de vista de “cultivo” de suelo y regeneración de materia orgánica activa y estable en él no nos vale. Buscaremos otros sistemas que generen un efecto “lluvia”  localizado.

El tema es peliagudo. Aquí querría yo ver a Bill Mollison creando la ecología cultivada.

Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someonePrint this page