014Os presento el proyecto de Foodforest Mesetario que arranca con toda la ilusión y más, en la Riojilla burgalesa a 800 m de altitud, con inviernos muy fríos y veranos secos.

La mejor descripción de las condiciones climáticas la hace Isabel:  http://foodforestmesetario.blogspot.com.es/2014/04/punto-de-partida-el-clima-del-lugar.html

 

 

 

013

Aquí, la memoria de los más viejos sólo recuerda el cultivo de cereales de invierno, incluso en las vegas de los ríos, alternando con leguminosas de secano.  Cereales y ovejas. Los frutales eran escasos: higueras, ciruelo claudio, manzanos, nogales, cerezos, guindos, avellanos, zarzamora. Hoy este limitado panorama se amplía con el cultivo en las vegas llanas de girasol y forrajeras; el laboreo ha destruido la capa vegetal  y los rendimientos deben ser muy dependientes de herbicidas y abonos de síntesis. Subvencionados, vamos. El ganado ha desaparecido.

La vega en el fondo del valle, cerca del pueblo

052

Suelo en el cultivo de girasol. ¡Qué penita! El sitio más favorable dedicarlo a esto

 

017

El futuro foodforest está en un pequeñísimo pueblo casi abandonado que se refugia del viento y la sequía en un valle típico. Parte de de la propiedad situada en la llanura superior

020

Una de las vistas del valle desde arriba

 

Desde la planicie superior expuesta al viento, las heladas y el sol, vamos descendiendo a lo largo de la loma orientada más bien al sur. Esta loma ofrece refugio contra las fuertes heladas y algo contra los vientos, pero es necesario mejorar las condiciones de humedad ambiente y del suelo. Como siempre, parece que lo más urgente es cavar zanjas de retención de humedad y plantar setos cortavientos.

Ladera

Sección dibujada por Isabel

Yo he zonificado el terreno de la siguiente manera, teniendo en cuenta las posibilidades de retener agua y las diferentes fases previstas:Ffst plantaciones

Lo primero es identificar sobre el terreno las zonas naturales de cosecha de agua y protegidas de los vientos, incluso a muy pequeña escala.

Modelado suave del terreno en zanjas y alcorques, para una primera zonificación.

En todas estas zonas de cultivo, zanjas y alcorques comenzar con reservar del pisoteo señalizando con acolchados y otras marcas. Si podemos, señalar  arbustos pequeños.

Terrazas: terrazas llanas con suave inclinación: zanjas longitudinales de recogida de aguas según curvas de nivel, una más baja (existente) en el borde del terraplén ( rojo); otras en la base de  lomas (verde) y otras en el centro ( amarillo).

En las zonas de plantación verde, a pie de lomas: en un primer momento cavar una zanja de retención del agua procedente de la loma y aumentar la protección del caballón exterior con pacas de paja y otros cortavientos disponibles. Esto se hace necesario porque aún no tenemos suficiente refugio y vamos a plantar especies algo delicadas.  Siegas y acolchados (chopear) de vegetación  herbácea espontánea, cuidando de respetar todos los arbustos silvestres por pequeños que sean. Trasplantar densamente en otoño plantones silvestres y algunos frutales del vivero. Siembras a  golpes en otoño y primavera muy temprana de herbáceas disponibles, leguminosas forrajeras, etc.

Siembra densa de semillas leñosas, según el plan de plantaciones y con un criterio de proximidad y disponibilidad. Preferimos sembrar las semillas al abrigo de algún arbusto ya existente, sobre todo leguminosas como Calicotome o Lupinus…

Especies: avellano, almendro, manzano, ciruelo, cerezo, acerolo, endrino, peral, níspero europeo, frambueso, grosellero, morera, madroño, vid, higuera.

Zonas de plantación rojas: estas zanjas ya están preparadas y retienen más agua que los alcorques de las pendientes. Añadiendo algo de protección provisional contra el viento podemos plantar en otoño. Siegas y acolchados (chopear) de vegetación  herbácea espontánea, cuidando de respetar todos los arbustos silvestres por pequeños que sean. Trasplantar en otoño densamente plantones silvestres. Siembra densa a  golpes en otoño y primavera muy temprana de herbáceas disponibles, leguminosas forrajeras, semillas de arbustos cercanos, etc.

Especies: majuelo, endrino, avellano, madroño, Cornus sanguínea, almendro, Sorbus aria, pino piñonero, nogal, castaño, higuera, morera blanca y negra, cerezo, acacias, arce de montpellier, arce negundo, Laburnum (lluvia de oro).

Zonas de plantación amarillas : Esperaremos a una segunda fase para plantar, aunque se pueden ir cavando zanjas según curvas de nivel, preparando algo de riego y sembrando semillas sobrantes que luego se pueden chopear y segar para dar paso a la plantación definitiva.

Especies: nos iremos atreviendo con cosas más delicadas. Seguramente habrá que suprimir plantas de las primeras fases.

Lomas pendientes: alcorques y zonas de cultivo a media altura de la loma(manchas grises) : crecen ya espinos y quejigos (Quercus faginea).

A media altura de las lomas trasplantaremos plantones de arbustos y leñosas rústicos y de rápido crecimiento con el fin de que protejan de los fuertes vientos. Siembra densa, en alcorques y fuera de ellos, de semillas de arbustos cercanos.

Especies: Crataegus monogyna,  Sorbus aria, Ulmus pumila, endrinos, rosales silvestres, ciruelos, acerolos, acacias, retamas, escobas, romero, enebros, quejigos, santolina, tomillos.

Zonas con potencial ya existentes

Incluiremos  como zonas de cultivo sin modelado del terreno todas  aquellas en las que YA están desarrollándose árboles, arbustos semileñosos o leñosos, y que intentaremos ir tratando para su evolución y ampliación (existentes).

Seto cortavientos prioritario marcado con línea gris: Esta zona está aislada del resto de las plantaciones y linda con pronunciados terraplenes; por su situación sería muy interesante disponer de un seto cortavientos lo más alto y denso posible. Ensayaremos especies de rápido crecimiento como Populus, olmos pumilas, Prunus silvestres, retamas, acacias, Pinus halepensis o sylvestris y algún ailanto.

Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someonePrint this page