Este año ya he preparado y gastado un bidón de 200 litros de biofertilizante: Primer biol 2016

Los materiales necesarios para ello los he obtenido del propio huerto en su mayoría (compost, ceniza).

El compost tenía algo de gallinaza en su preparación.

La cascarilla de cereal, o en mi caso, viruta fina de leña, proceden de muy cerca y no son equivalentes, pero he sustituido la cascarilla por la viruta, creo que con éxito, porque no la encontré en ese momento.

Siempre que sea posible conviene añadir algo de cascarilla o salvado procedente de cereal integral triturado, así como levadura para la correcta nutrición de muchos de los microorganismos que estamos cultivando, por eso y al faltar la cascarilla en la primera multiplicación en seco, lo añadí después en menor cantidad en la activación con agua.

El azúcar o la melaza (unos 2,5 kilos en total) son la asignatura pendiente, porque no los consigo sin comprarlos.

Todos los detalles de este primer biol del año los podéis consultar en el enlace que he puesto arriba. También os recomiendo que consultéis el apartado Abonado de esta web y las entradas de ese apartado.

Tras filtrarlo, lo apliqué (dilución 1:10)  con regadera en los semilleros (menos diluido contra los hongos del invernadero) , sobre las plantas de guisante, cebolla, ajo…de los bancales y sobre los restos vegetales en superficie y también lo eché en la alberca para que vaya desatascando las mangueras del riego. Puede parecer complicado la selección de ingredientes, pero fijándonos, podemos comprobar que la cosa es sota, caballo y rey.

El segundo biofertilizante 2016 lo comienzo ya a preparar con los restos que quedan en el bidón de 200 l y algunos ingredientes más: estiércol mezcla de gallina, oveja y conejo ( 20 kg), cenizas de leña (4 kg), azúcar moreno (2 kg), leche cruda recién ordeñada (3 l), suero láctico (1,5 l) procedente del cuajado de la leche con arroz integral remojado (molido 500 g).  La leche, el suero y el grano integral no son imprescindibles.

Es un poco pronto para preparar este fertilizante que contiene estiércol. Se recomienda que los preparados que lo contienen se dejen fermentar cuando la temperatura ambiente se asemeja a la del rumen (+/- 30ºC). Yo tengo instalado el bidón en un lugar caliente y me voy a arriesgar.

Este fertilizante se puede ir complementando con minerales si hemos detectado carencias en nuestros suelos. Estos minerales, en forma de rocas normalmente, se van añadiendo molidos a lo largo del tiempo de fermentación. Os recomiendo los libros de Jairo Restrepo. Tras la espera de treinta y cinco a cuarenta días (sin minerales) habrá que colar y diluir en proporción 1:10. Se puede aplicar sobre todo como fertilizante foliar en los cultivos y también al suelo.

Lo que más me gusta de todo este sistema de fertilizantes es que no muevo cargas pesadas de uno a otro sitio, lo más pesado es la regadera llena.

Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someonePrint this page