Desde que comencé con el huerto permanente, sin labranza y sin remover el suelo en absoluto, esta planta está empeñada en aparecer. Sobre todo se ve en invierno, porque resiste poca vegetación viva. Pero en verano también se da. Una planta inútil

Es curioso que es planta típica ruderal y arvense, propia de huertas. Pero este huerto no se labra y se abona con biofertilizantes, básicamente. El terreno es muy diferente al de un huerto convencional. Yo no veo tan claro el que aparezca insistentemente. Por ejemplo, los cenizos, jaramagos, amor de hortelano, ortiga, etc. son testimoniales aquí.

Este año, además, las mercuriales se adornan con unos bellos amarillos que se deben a royas. Están invadidas de roya. (No sé cuál ni me importa, de momento).También aparecen en verano Physalis, Solanum nigrum (tomatitos del diablo), propias de huertos. Esto me tiene intrigada y pensando la posible utilidad de esta planta y de su población hermosa de royas.

Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someonePrint this page