En verano maíz con calabazas

Hace lo menos seis temporadas que cultivo los guisantes que me mandaron de la Fundación IPADE procedentes del pueblo de Navamorcuende en Toledo. http://permacultivo.es/2012/01/26/las-semillas-de-navamorcuende/

Las habas son también del mismo pueblo y se han adaptado muy bien. Los guisantes de Navamorcuende son muy dulces en crudo, de semienrame y sus granos secos son rugosos.

Al principio probé diferentes variedades comerciales y no resistieron la comparación con éstos: la principal diferencia es el sabor y la textura, que los hace riquísimos en crudo. Las comerciales que probé eran poco agradables crudas. Una de las cosas que más me gusta del huerto es pastar directamente cosas: flores, garbanzos, guisantes, frutas…

Otra diferencia básica es la producción escalonada de estas variedades tradicionales. Las semillas comerciales se han seleccionado para una recolección mecanizada y de un sólo golpe. Las plantas se siegan y trillan mecánicamente y se hace necesaria una cosecha única.

Curiosamente en los primeros tiempos de no laboreo los guisantes y tirabeques se dieron bastante bien, pero luego la cosa se torció un poco. Entonces los asociaba con solanáceas. Ahora los cultivo en los invernaderos muy temprano, como precedentes a otros cultivos y en años alternos. Al exterior los vengo sembrando en los golpes del maíz de la anterior temporada y parece que esto va muy bien. Además me ahorro completamente el rollo del entutorado. Para cuando crecen y se extienden las calabazas, ya se han segado los guisantes.

Algunas vainas del final de la temporada aparecen con la larva del gorgojo en su interior, pero no llega la sangre al río.

 

Tweet about this on Twitter0Share on Facebook13Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someonePrint this page