swal

El modelado del terreno para cosechar agua y suelo, así como para almacenar agua durante sequías es básico en nuestros climas secos.

Si no se hace tendremos las comunidades vegetales propias del lugar. Esto, en condiciones de sequía veraniega y desertización creciente, puede suponer degradación progresiva de estos ecosistemas.  Labrando el terreno en estos climas se acelera la pérdida de suelo fértil, instalando eficazmente desiertos dependientes de combustibles fósiles y riego.

La cosecha de agua permite la recarga de acuíferos y retiene la humedad necesaria para la formación de suelo fértil. Es patético que, aún hoy día, se siga laboreando la tierra con criterios de ahorro de combustible y tiempo,  perdiendo suelo fértil y agua pendiente abajo. El simple labrado con pequeña caída a  las curvas de nivel uniformiza la distribución del agua en el terreno y retiene el suelo fértil.

Según nuestras posiblidades, el modelado puede ser muy suave según curvas de nivel. Puede modelarse sólo el terreno en microcuencas o alcorques más o menos localizados para las plantaciones. Las experiencias con swales  (zanjas de infiltración)  incluso muy bajos según el diseño Keyline muestran resultados espectaculares con el tiempo. Se invierte la tendencia hacia la pérdida de agua y suelo. Línea Clave

Las zanjas según las curvas de nivel, con ligera caída, o acequias viejas pueden tratarse, incluso, sólo con siembra y plantación de especies arbustivas y árboles pioneros más resistentes. Una vez establecidas, estas líneas de vegetación sin laboreo irán ampliando su influencia: sombra, captación de nieblas, retención de suelos, aporte de restos vegetales, refugio de fauna, etc. http://treeyopermacultureedu.wordpress.com/chapter-9-earth-working-and-earth-resources/permaculture-swales/

Dice http://www.acfuentevieja.es/202277693

“En permacultura las modificaciones de sustrato para retener, derivar y concentrar escorrentías son labores iniciales para restaurar terrenos degradados. Luego se van borrando, pero da igual: La arboleda y el monte bajo bien desarrollado asumen sus funciones. “
J.Ramon Roselll

Los paisajes agrícolas tradicionales que han resultado más sostenibles utilizan siempre el modelado del terreno para aprovechamiento del agua:

    Terrazas, redes de acequias superficiales plantadas y sin impermeabilizar, huertos hundidos con almacén de agua interconectados, balsas de retención, diques y canales de captación de limos y estiércoles, etc.

La retención de suelos a veces puede fomentarse, además de la de agua, con diques y contenciones de piedras y ramas, así como plantaciones  de diferentes alturas.

Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someonePrint this page