Foto Plantas silvestres

Las plantas silvestres nunca serán malas hierbas.

Inventario español etnobotánico

Son indicadoras de la salud y potencial del suelo. Si nos queremos complicar buscaremos listados de plantas correspondientes a los distintos suelos y condiciones; luego deberemos aprender a identificarlas, distinguir cultivares y tipos botánicos, porque éstos pueden crecer en condiciones variadas. Todo esto me parece muy sobrante. Observando la flora de nuestra zona, qué crece en las distintas condiciones, y con sencillos conocimientos botánicos, podremos entender nuestro suelo y mejorarlo.

Son fuente gratuita de semillas y plantones para colonizar inicialmente nuestro vergel. En realidad esto se puede hacer de modo dirigido, pero siempre va a ocurrir una dispersión espontánea de especies silvestres. Las siembras y plantaciones iniciales, sobre todo si las condiciones del suelo no son buenas, tienen que se masivas, de especies locales, rústicas, mejorantes del suelo como leguminosas, y con amplia base genética. Puede ser necesario hacer un vivero propio a partir de material vegetal silvestre que asegure  un suministro barato.

Son abonos verdes baratos y autosembrados. En muchos casos la cubierta vegetal espontánea con algo de dirección es suficiente para acelerar la sucesión natural, para convivir con zonas arboladas de frutales, aportar acolchados y biomasa que alimente el suelo, etc.

Reciclan y equilibran los nutrientes en el suelo a distintas profundidades. Las raíces de las plantas silvestres segadas se pudren y aportan materia orgánica en profundidad, así como aireación; sus partes aéreas dejan nutrientes en superficie procedentes de zonas profundas.

Son refugio animal necesario para cualquier ecosistema sano.

Muchas plantas silvestres son comestibles o medicinales. Otras tienen aprovechamientos útiles que dan significado pleno al concepto Servicios ecosistémicos: el ideal es manejar ecosistemas autónomos productivos.

Incluso en el huerto intensivo las comunidades de espontáneas cubren el suelo fértil y se asocian con las hortalizas nutriéndose mutuamente en un equilibrio que no tiene nada que ver con los conceptos de competencia y fertilidad, propios de suelos explotados por el laboreo, el riego y la fertilización dirigidos a la planta.

Mirad este interesante trabajo de los amigos de rediles: http://rediles.com/hodeian/public.php?service=files&t=ec6fbe1be13feee9cff75b0db3f5127f

Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn0Email this to someonePrint this page