El cultivo de patatas me parece aburrido y ortopédico a más no poder. Toda la ciencia consiste en utilizar patata de siembra cuyo ciclo vegetativo se ajuste a la duración de mi temporada disponible. Que tubericen cuando yo quiero, para prepararse para pasar el invierno, aunque sea verano.

Podremos buscar información sobre los miles de tipos de patatas cultivadas disponibles ¡Qué gran riqueza! El problema es que cada variedad de patata es UNA SOLA PATATA. Multiplicación vegetativa. La misma patata. Igual por eso les ponen nombres de mujer. De mujer vieja ya.

También leemos en los libros que tiene gran capacidad de hibridación. ¡Cómo si fuera un defecto! Eso será en los Andes nativos, porque yo he buscado frutos para sacar semillas y ha sido casi imposible. Las viejas señoras ya pasaron la menopausia.

Me molesta mucho tener en mis bancales plantas tan ortopédicas, auténticas inválidas vacías. Ahora la Unión Europea ha aprobado las patatas transgénicas de BASF. Pero estemos tranquilos, no nos las van a dar de comer a nosotros, al menos, no en las etiquetas.

Tomos y tomos sobre la necesidad de mullir el terreno para que las raíces puedan profundizar y formar tubérculos gordos:  entonces compramos un tractor para mover esas toneladas de terreno al meter y sacar las ortopédicas señoras. Pero la jefa de compras del grupo de consumo dice que un kilo no vale más de un euro. Total, me siento como el capataz de los obreros que construyeron las pirámides, moviendo tierra. Quitar y poner…para vender a mis locales clientes.

Eso sin hablar de los aspectos fitosanitarios derivados de esa forma de reproducción. El listado de virosis, bacteriosis y plagas de la patata es más largo que un día sin pan.

Este año me he liberado de toda esa morralla y la diversión es el primer resultado: https://permacultivo.es/category/transicion-al-cultivo-permanente/patatas-en-cultivo-permanente/

Reconozco que de las cuatro o cinco variedades que planté en primavera ninguna ha dado  un solo fruto ( el fruto es como un tomatillo ). He conseguido frutos pero son pocos para garantizar variabilidad. También he introducido este otoño patatas moradas. Para ver si son un poco más jóvenes genéticamente y le dan algo de marcha a los bancales de patatas.

Tengo gran fe en mis bancales permanentes, son fértiles y funcionan todo el año, sin la manía de expulsar a nadie en momentos concretos. El terreno está suficientemente mullido para producir tubérculos grandes y pequeños. Sin remover. Muchos de los pequeños los vuelvo a poner en el sitio. En primavera seguiremos viendo.

¡Ah! Los mellocos están muy ricos.

Mellocos entre borrajas. Conseguí mellocos en una tienda del mercado madrileño de Bravo Murillo. Creo que la forma más lógica de plantarlos es en primavera temprana. Yo los planté en la segunda quincena de agosto