Me parece que para comprender la siguiente entrada hay que tener en mente cómo estaba el terreno durante el enero pasado. Aquí lo tenéis:

https://permacultivo.es/2012/11/26/minimo-laboreo-lo-siento-me-tiro-a-la-piscina/

https://permacultivo.es/2013/02/06/que-hay-en-invierno-en-el-huerto/

Así que esta tarde (Dios mediante) escribiré la correspondiente a este invierno 2013: Las pildorillas de Fukuoka.

Ahí os dejo, con la miel en los labios.