Los inviernos aquí son largos y fríos con heladas por debajo de los -5ºC. No vienen mal estos dos pequeños invernaderos protegidos por un muro al N, algo sombreados en verano y bastante ventilados. En verano se ocupan con berenjenas, pimientos y alguna planta de tomate que se empeña en crecer.

Como pretendo siempre mantener el suelo quieto y con vegetación viva, resulta complicado su manejo. En primer lugar porque un invernadero siempre es un lugar con problemas y que necesita vigilancia; en segundo lugar porque aún hago algunos semilleros en ellos de cebollas, sobre todo. Las cebollas están resultando muy cabritas: crecen bien pero no se asilvestran, no producen plantel espontáneo.

Hortalizas asilvestradas en el invernadero: Puerros, fresas, tomates, lechugas y escarolas.  Aparecen corrillos de plantel espontáneo temprano que se utilizan para el exterior, cuidando de dejar siempre plantas madre en el sitio. El resto del plantel espontáneo que utilizo proviene del exterior.

En las zonas menos despejadas siembro (sin quitar nada) a golpes en enero guisantes o alfalfa, que se cosechan en primavera-verano; espinacas, que son casi todas para las babosillas. También voy trasplantando las lechugas y cebollas procedentes del plantel cercano, de modo que todo el espacio esté ocupado. Las lechugas que quedan en el sitio también se las comen antes de hacerse grandes, las babositas. No me importa porque labran y abonan con sus raíces, ocupando el terreno.

En las zonas más despejadas hago los semilleros de cebolla y también he sembrado en otoño a voleo y sin tocar nada, zanahorias. Aquí no es posible producir zanahorias en primavera, por el frío, pero con esta pequeña ayuda del invernadero, sí crecen bien.

P1030595

En invierno quedan los restos de berenjenas y pimientos, y continúan su desarrollo los puerros asilvestrados y las lechugas. Lo que más se ve son zanahorias sembradas a voleo.

P1030596

Zanahorias sembradas a voleo en otoño que ya están para empezar a cosechar en enero. El suelo está lo suficientemente cubierto y mullido para sacarlas y que profundicen.

P1030597

He utilizado semilla propia de zanahorias moradas y semilla comprada NO HÍBRIDA de la variedad nantesa. El curioso fenómeno es que, en todo el huerto no hay una sola zanahoria que no sea de color morado.

P1030599

En los bordes de las zonas de paso el suelo está más duro y las zanahorias crecen más cortas y regordetas.

P1030598

El sabor es delicioso, y la textura buena, pero daría algo por averiguar el misterio del color morado: ¿Se vuelven moradas las nantesas naranjas al contacto con mi suelo? ¿Desaparece esa semilla comercial y no germina ni una? ¿Por qué?

 El otro invernadero ya tiene los guisantes asomando y lechugas de invierno trasplantadas. Por aquí y por allá quedan cebollas sin recoger que se han ido cosechando como siemprevivas. Este es el tercer invierno con el mismo plan de cultivos.

El invernadero de berenjenas hay que mantenerlo siempre ocupado

El invernadero de berenjenas hay que mantenerlo siempre ocupado. Aquí no hay babositas y pocos caracoles, porque es más soleado, creo.

 Mi invernadero  es de las babositas. Son muy pequeñas, aproximadamente 1,5 cm de largo y por suerte no les gustan ni las zanahorias, ni los puerros, cebollas, guisantes, pimientos, tomates… Los caracoles no suponen tanto problema, porque en invierno desaparecen.