Se confirma mi teoría de que las zanahorias naranjas se tiñen de morado en el suelo, en compañía de zanahorias moradas. Los antecedentes del misterio policial los tenéis, entre otras, en esta entrada:

https://permacultivo.es/2015/02/10/buscando-un-cientifico-las-zanahorias/

Ahora estoy segura: he ido recogiendo zanahorias todo el invierno y la mayoría eran moradas por fuera. Fijándonos bien, el color del interior es blanco en unas y naranja en otras; las hojas son ligeramente diferentes y el sabor de las naranjas algo más dulce.

 

Foto2433 Foto2435

 

 

 

 

 

 

No me voy a entretener en buscar información sobre posibles reacciones del suelo, enzimas, etc, simplemente os digo: las zanahorias naranjas se tiñen de morado en su mayoría en la primera generación. Esto me lleva a mi tema favorito, las diferencias entre el suelo vivo y quieto y el suelo labrado, estercolado y aireado.

Llevando así el agua a mi molino pienso que este fenómeno de la coloración nadie lo ha observado porque en suelos labrados no se repiten los cultivos y, si se hace, no queda en ellos la “huella” de los cultivos anteriores. En los suelos permanentes buscamos “la huella” de los cultivos anteriores para preparar las sucesivas generaciones de esos mismos cultivos. No sólo no hay rotaciones en cultivo permanente, sino que, cada temporada, el terreno irá perfeccionando su vocación para las diversas plantas que le vamos proponiendo. Depende de nosotros el hacerlo con gracia y eficacia. Y si quiero zanahorias de color naranja, pues al súper.