Hace unos días me dijo mi pareja: ya pronto vendrán los ricos calçots.

¡Uff! Me había olvidado totalmente. ¿Cúando tenía que haber semillado los calçots? Laguna mental. Bueno ya veremos. Me fuí a los bancales de pimientos y demás y, al ver las nuevas cebollas que ya vienen creciendo para hacerse calçots, se me encendió la lucecita: Calçots, las cebollas del permacultor vago

Pues resulta que ya van tres años con este de calçots procedentes de las cebollas del verano. No hace falta calendario de siembras ni memoria y están riquísimos.

Cebolletas de melva del año pasado

Cebolletas de melva del año pasado