La primavera ha sido especialmente lluviosa y he comprobado, una vez más, que el principal limitante para el crecimiento vegetal es el agua. Las hierbas espontáneas han colonizado todos los huecos, en caminos y márgenes, con un crecimiento espectacular. Este año hemos tenido que segar y eliminar gramíneas de los bancales ya tres veces desde el invierno, siguiendo a los períodos templados que hemos ido disfrutando. Estas fotos son de ayer y espero que den idea del estado de los bancales en estos momentos del principio del cultivo de verano.

Para haceros una idea de la trayectoria de los bancales que aparecen en las fotos es útil el cuadrito que aparece en la entrada Cebollas y ajos como cultivos acompañantes . Los cultivos principales aparecen en mayúsculas y los acompañantes en minúsculas dentro de unas flechas que representan el tiempo que están en el terreno.

Solapamientos

Dale al botón derecho para ampliar la imagen

Estos bancales de tomate, berenjena y pimiento llevan como acompañantes cebollas, lechugas, escarolas, habas y ajos.

Es muy interesante esta judía precolombina, el ayocote. He conseguido estas semillas por internete y no sé la duración de su ciclo ni lo determinado o no de su crecimiento. Me arriesgo, aunque sería estupendo tener plantas de tipo arbustivo. Parece que las raíces permanecen vivas y rebrotan tras el invierno sin necesidad de resiembra.  Aún no las he probado. Podéis leer alguna cosilla más en: https://permacultivo.es/2013/12/29/phaseolus-sp-potencial-para-el-cultivo-permanente/